Aunque no fue el primero, lo considero como tal, porque a partir de esta pieza fui guardando todos los que pasaban por mis manos.
Al principio era solo una afición y la colección crecía muy despacio, incluso hubo épocas en que estuvo dormida. Tuvieron que pasar algunos años hasta tener conciencia de colección y coleccionista, y fue gracias a la llegada de Internet y conocer a otros coleccionistas, lo que hizo posible que la colección fuera creciendo.
Ay Gustavo !!. En que follón me metiste!!.

                  EL PRIMERO.- GUSTAVO / CARTAVIO (30/Septiembre/1988)